Estás aquí

Contribuye con el desarrollo de tus futuros líderes

 
Como empleador debes saber que el desarrollo de liderazgo es fundamental para tu empresa y es un aspecto administrativo clave con el cual todos los empleadores deben comprometerse. Si no cuentas con prácticas eficaces para desarrollar el liderazgo en tu empresa, esta enfrentará un futuro incierto, pues se pierden habilidades importantes y no se comparte ni transmite experiencia invaluable.
 
En los siguientes consejos destacamos algunas de las estrategias clave en el desarrollo de liderazgo luego de haber contratado e identificado a tus futuros líderes.
Exposición de la empresa. 
 
Procura que tus futuros líderes sean capaces de comprender perfectamente bien todos los aspectos de tu empresa y adquirir conocimientos amplios y actualizados de tu industria, además de recibir orientaciones a futuro para tu industria y empresa. Este es un aprendizaje fundamental para todos los futuros gerentes que algún día pueden tomar decisiones que afecten a tu empresa.
 
Rotación de puestos
 
El desarrollo de liderazgo funciona si tus futuros líderes entienden y desempeñan los diferentes roles de los colaboradores de tu empresa. Algún día tomarán decisiones que pueden afectarlos, así que es importante que logren comprenderlo desde diferentes perspectivas.
 
Proyectos que supongan desafíos
 
Pon a tus futuros líderes en situaciones empresariales reales que los hagan esforzarse al máximo para resolver o enfrentar estos problemas. Si les asignas proyectos que supongan desafíos, darán a conocer sus competencias y capacidades, y desarrollarán sus habilidades de pensamiento crítico y creatividad cuando enfrenten tareas desconocidas y complejas a medida que adquieren nuevas destrezas. También aumentará su confianza, lo cual será de gran ayuda para promover su compromiso con la empresa.
 
Sistemas de apoyo
 
Como empleador, tienes la responsabilidad de apoyar a todos los colaboradores sobre todo en el caso de desarrollo de liderazgo. Es posible que las decisiones que tomen para resolver problemas no sean tu curso de acción ideal pero si apoyas a tus futuros líderes, demuestras confianza y respeto.
 
Formación (mentoring) y asesoría
 
Los aspirantes a líderes deben sentir que tienen a alguien a quien recurrir para pedir consejos, orientación y apoyo a nivel profesional. Los mentores pueden ser los colaboradores de más antigüedad en de tu empresa, directivos jubilados o profesionales idóneos de otras empresas. Por lo tanto, es imprescindible que crees un programa estructurado de formación para determinar las características específicas de las relaciones. Suele darse poca importancia a la creación de programas centrados en asesoría y formación que demostrarán tu valiosa habilidad como líder.
 
Retroalimentación
 
Si no recibes críticas constructivas frecuentes, tu programa de desarrollo de liderazgo puede fracasar antes de haber comenzado. Informa a tus futuros líderes sobre su desempeño. Estarán muy interesados en saber si están teniendo un buen desempeño y si existen áreas en las que pueden mejorar o desarrollarse más. La retroalimentación te ayudará a identificar desde el principio si hay problemas o si debes hacer cambios al ritmo o estructura de su desarrollo.
 
Recompensas
 
Cerciórate de reconocer los logros y el crecimiento de tus futuros líderes durante todo el programa de desarrollo de liderazgo y recompénsalos como corresponda. Esto puede consistir en metas de desempeño, el desafío de una responsabilidad adicional, un nuevo puesto, incentivos económicos y compensación o incluso una mayor participación en el futuro de la empresa o la empresa misma. Procura saber qué los motiva y adapta tu sistema de recompensas. Si los recompensas, tus futuros líderes valorarán esos detalles y se sentirán más motivados y comprometidos para compartir la visión de tu empresa.
 
Recuerda que, como líder, tú mismo eres el mejor ejemplo para el rol, así que analiza tu propio enfoque de vez en cuando para cerciorarte de ser un buen ejemplo.