Las entrevistas por teléfono se han vuelto un método cada vez más popular para filtrar candidatos antes de la selección final en casos en que el tiempo y la distancia sean un problema.

Si bien la recomendación para todos los candidatos por lo general es optar por una entrevista frente a frente, si tienen la opción de elegir un medio, las limitantes geográficas y el tiempo pueden hacer que la entrevista telefónica sea su única opción.

Si estás frente a la posibilidad de ser entrevistado por teléfono, es de suma importancia que des una buena impresión a la primera.

1. No estar preparado

Asegúrate de saber con antelación quién te entrevistará y cuánto tiempo durará la entrevista. Investigar un poco sobre la empresa y las personas que trabajan en ella servirá para que la experiencia sea un poco más relajada.

2. No estar a la altura

Intenta estar de pie durante la entrevista y vestirte de acuerdo con la ocasión; de ese modo te sentirás más animado y en tu voz se notará que estás seguro de ti mismo. 

3. No verbalizar

Quizá estés acostumbrado a usar un tono monótono con tus amigos por teléfono, pero esto no te servirá en una entrevista. Asegúrate de que tus respuestas sean claras, concisas y breves, y usa un volumen de voz audible en todo momento.

4. No estar seguro de sí mismo

Quizá no te encuentres sentado frente a tu posible jefe, pero siempre ten en mente que eres la persona adecuada para el empleo que ofrecen, así que actúa como tal.

5. No usar un teléfono fijo

Es fundamental que encuentres una habitación silenciosa con una línea de teléfono fija y fiable. De ser necesario, cierra la puerta con llave y apaga tu celular.

6. No escuchar al entrevistador

Quizás por teléfono sea más difícil darte cuenta de ciertas sutilezas y matices, así que debes prestar especial atención a lo que se te pregunta e intentar descifrar y responder en el mismo tono que el entrevistador.

7. No saber cuándo guardar silencio

Recuerda, si divagas durante mucho tiempo, el entrevistador se distraerá fácilmente con la pantalla de su computadora o con lo que esté viendo a través de la ventana, así que intenta que tus respuestas no duren más de un minuto.

8. No tener notas a la mano

Las entrevistas telefónicas te brindan la singular oportunidad de tener tu CV, la descripción del puesto, lo que hayas investigado sobre la empresa y demás notas personales a la mano, así que utilízalas cuando puedas.

9. No preparar tus respuestas

Al igual que con cualquier entrevista, es posible que te hagan preguntas difíciles, tales como: “¿qué me puedes decir sobre ti?” y “¿qué crees que puedes aportar a esta empresa?”, así que prepara tus respuestas con antelación para que estés más que listo.

10. No preguntar cuáles son los siguientes pasos

Muchos entrevistados cuelgan al finalizar una entrevista telefónica sin saber qué hacer después. Es mejor despedirte del entrevistador diciéndole que estás muy interesado en el puesto y preguntando cuáles serán los siguientes pasos.

Postúlate para un empleo hoy mismo y prepárate para utilizar tus habilidades en las entrevistas telefónicas.

Candidate Relevancy gauge

La nueva herramienta inteligente para encontrar el empleo perfecto.

iOS App Store logoAndroid Google Play logo